Practica, practica, practica.

practice

Ya lo sabes, la practica hace al maestro… Pero enfrentarnos a la situación de despertar temprano para ir al gym, salir a correr o ir a practica de yoga es super difícil… Cómo le hacen los demás??
Somos muy buenos para justificar el hecho de no hacer ejercicio, siempre encontraremos el pretexto perfecto para dejar este hecho en el “plan”, o en la lista de “lo tengo que hacer”.

Y sabes algo, cada vez que te dices que vas a hacer algo y no lo haces, le das poder a ese “no hacer”.
Y eso, hace que nuestra voluntad se vea disminuida y nos de coraje con nosotros mismos… Dejamos de creer en nosotros y en nuestra fuerza de voluntad. Y esas son las típicas frases mentales que nos boicotean todo el tiempo. Esas son las frases que nos disminuyen para no poder cumplir nuestra propia palabra.

practice-3

Que debemos hacer para lograr hacer algo? Que debemos considerar para practicar, practicar y practicar…

Debemos entender que somos un cuerpo, alma y mente, que los 3 elementos deben funcionar en armonía y ahí es donde a veces nos falla y de donde surgen los fracasos en continuar con la practica constante.

El cuerpo físico, es el elemento al que no le gusta sufrir y esforzarse, es al que no le gusta moverse. Es al que le pesa o se le dificulta hacer la practica y que cuando estas en una postura sintiendo el esfuerzo, se debilita y no quiere sentir dolor, molestia, limitación. Es el primero que debemos trascender, es el primer elemento que debemos entrenar con nuestra practica constante para hacerlo fuerte, flexible, ágil y eficiente.

El otro elemento al que me refiero con “alma” es al corazón, las emociones, nuestra espiritualidad. Es el elemento donde reside la fuerza de voluntad. Y ojo, esa fuerza no reside en los músculos, se encuentra más adentro y es más sutil de lo que crees. A veces, este corazón solo esta acostumbrado a las emociones intensas, somos adictos a querer sentir ciertas emociones. De repente somos muy irracionales debido a este “rush” de emociones, que a fuerzas queremos encontrar en ciertas situaciones.

En la practica del yoga, siempre es este sentimiento de autosatisfacción por lograr algo, y mal interpretamos la practica por completo. La idea de que se llame practica es precisamente eso. Es disfrutar el trayecto, es descubrir el camino, la apertura, es sentir como tus músculos y huesos se mueven por dentro, mas que encontrar la postura perfecta.
Una maestra mía siempre esta enfatizando esta parte de que sea fondo y no forma y se refiere precisamente a esto, a darnos el chance a sentir, sin querer mirarnos perfectos. Pero cuando queremos llegar a esta perfección y lograr algo demasiado pronto ocurre otro boicot, llamado frustración.

No permitas que tus emociones dirijan todo el cuerpo, alma y mente, a veces el corazón ❤ será muy impulsivo, egocéntrico y obstinado por eso la practica constante lo entrena a ser humilde, compasivo y agradecido.

Por último esta la mente, ese elemento que siempre separamos del cuerpo y del alma. No acabamos de entender que sin la mente no podríamos funcionar y/o solo nos guiamos por la mente, sin prestarle atención al cuerpo y mucho menos al alma, al corazón. A veces le damos demasiado poder a esa mente.

practice-2

A veces cuando estamos intentando una postura, por ejemplo un parado de manos, ya tenemos el cuerpo entrenado y fuerte listo para volar, ya tenemos al corazón humilde y agradecido, listo para sentir pero entra la mente con su  típica frase de “no puedo”, “me voy a caer”, “se me va a quebrar el cuello”, etc.

Y sabes algo:  “Lo que piensas, lo sientes y

Si lo sientes, lo haces”.

La mente y nuestras ideas tienen un gran poder y debemos aprender a integrarlas a nuestro corazón y a nuestro cuerpo.

Por eso la meditación viene después de la práctica, porque primero debemos aprender a confiar en nuestro cuerpo, fortalecer nuestro corazón para también poder encontrar a nuestra mente, verla simple y clara. Sin confusiones, sin dualidad. Cada vez que integremos estos 3 elementos a nuestra practica diaria, encontraremos en ella un sin fin de conocimiento y la disfrutaremos aun más. Al final de todo esto, la pregunta deberá ser que tan bien te conoces y solo la practica constante te puede responder esta pregunta.

maestrayogalogo

One response to “Practica, practica, practica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s