Cerrar ciclos? Qué es eso??

cerrando-ciclos

“Cerrar Ciclos”…. cuantas veces escuchas estas palabras en todos lados?

Parece que todo mundo sabe como hacerlo y cuando intentas concluir un ciclo o una etapa en tu vida te quedas como con la idea, pero no sabes como hacer eso…

Para mí cerrar un ciclo, una etapa, un momento de mi vida, es simple:

Es como caminar una calle, dar vuelta en la esquina y seguir caminando. Cuando te pierdes, no regresas hacia donde estabas, encuentras el camino desde el nuevo punto donde te encuentras, seguro te detienes, tomas aire y reconstruyes el camino en tu mente, preguntas donde te encuentras y decides seguir caminando para encontrarte, para orientarte otra vez.

Siempre que asisto a mi clase de yoga, amo el final de la clase, es lo más esperado para mí. El cierre de la clase es lo más delicioso, lo más nutritivo y amoroso, termina uno en postura de “shavasana” acostado sobre el mat, integrando todo lo aprendido. Hay veces que realmente ni pienso, solo estoy ahí acostada, viviendo el dulce descanso de la clase.

Y haciendo una comparación extraña: Cuando nos pasa algo y cerramos un ciclo de nuestra vida, pareciera que estamos en postura de “shavasana” acostados a nivel del piso y hacemos todo mal. En lugar de darnos tiempo de descansar por el camino andado, respirar y dejar que todo lo aprendido se integre de forma amorosa, empezamos a sentirnos derrotados, pensamos y sentimos lo peor de nosotros; Es por eso que nos cuesta trabajo salir de nuestra depresión, ponernos de pie y continuar, es por eso que hay veces que ni queremos cerrar ciclos y dejamos las cosas inconclusas, no queremos sentir, no queremos integrar nada. Le tenemos tanto miedo a sentir “lo que sea” que preferimos darle la vuelta a las cosas de forma incorrecta.

Terminar un ciclo o una etapa en nuestra vida, debería ser la forma más amorosa y dulce de emprender un nuevo camino, llenos de confianza por todo lo aprendido, llenos de gratitud por lo recorrido y por las experiencias recolectadas.

Cuando tengas que cerrar un ciclo en tu vida, solo recuerda tu postura de “shavasana”, es una postura muy fácil de practicar, que conlleva mucha sabiduría y aporta gratitud al individuo que la realiza.

  1. Descansa el tiempo necesario.

2. Escucha tu respiración e integra lo aprendido.

3. Agradece por la experiencia que viviste.

Al poco tiempo podrás ponerte de pie para seguir caminando, para seguir creciendo.

maestrayogalogo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s